Futuro sin humo

Reino Unido: en busca de ser libre de humo

La creación de políticas públicas ha favorecido la disminución del consumo de cigarros. Conoce de qué se tratan

 

Conscientes de la importancia de crear estrategias y acciones efectivas para evitar que el consumo del cigarro siga en aumento, las autoridades del Reino Unido pusieron en marcha un plan hacia una generación libre de humo. El objetivo principal de esta iniciativa es lograr que para 2030 el país logre llevar al mínimo las cifras de consumo del cigarro.

 

Dentro de las acciones que comprenden este ambicioso plan, se encuentra llevar un control de cómo el uso de alternativas libres de humo contribuye al objetivo principal. Es así como en 2017 se inició la revisión de esta evidencia, buscando entender si se constituía como un método eficaz para la reducción de la carga para la salud causada por fumar.

 

En 2020 se revelaron los resultados de esta medición y se encontró que los usuarios de las alternativas libres de humo pasaron del 5% al 7% demostrando así que este tipo de alternativas se convierten en opciones para aquellas personas que quieren cambiar la forma de consumir tabaco.

 

Según el informe, revelado por Public Health England (PHE), en 2017 más de 50 mil fumadores dejaron consumir cigarro y se cambiaron a las alternativas libres de humo, convirtiéndose en una opción  accesible para los fumadores adultos.

 

El caso del Reino Unido evidencia la necesidad y la urgencia no solo de reglamentar el uso de las alternativas libres de humo sino de verlas como una opción potencialmente menos dañina para los fumadores.

Noticias relacionadas