FUTURO SIN HUMO

SI NO FUMAS, NO EMPIECES

SI FUMAS, DÉJALO

SI NO LO QUIERES DEJAR, CAMBIA

FUMAR ES ADICTIVO.

FUMAR SE RELACIONA CON LAS
CAUSAS DE DIVERSAS ENFERMEDADES

En México hay cerca de 15 millones de fumadores.

Hablemos de qué alternativas pueden tener.
Hablemos de cómo hacerlo juntos.
Hablemos de un futuro sin humo.

Comparte esta iniciativa en tus redes:

HABLEMOS
DEL PROBLEMA
PRINCIPAL

El problema principal de fumar es la combustión. Cuando quemas tabaco se produce un humo que contiene muchos químicos dañinos, tales como monóxido de carbono y alquitrán.

HABLEMOS
DE ALTERNATIVAS

LA MEJOR ELECCIÓN PARA CUALQUIER FUMADOR Y PARA SUS SERES QUERIDOS ES DEJAR DE FUMAR. 

Pero, ¿qué ocurre con todos los que deciden no hacerlo? La innovación y la tecnología pueden ayudar a que millones de fumadores adultos cambien a opciones menos dañinas, sin combustión y sin humo, como vapeadores o productos de calentamiento de tabaco. 

Fuego icono-ceniza Humo Co
Sin Fuego

SIN FUEGO

Hay menos emisiones de químicos dañinos por la ausencia de combustión, no hay humo ni cenizas.

HABLEMOS
DE REGULACIÓN

Al día de hoy, en México los productos alternativos para fumadores no están regulados. Por lo tanto, los fumadores adultos no tienen acceso a productos de menor riesgo de daño. Hay que cambiar esto ya.

Comparte esta iniciativa en tus redes:

EN MÉXICO HAY 15 MILLONES
DE FUMADORES

Sin alternativas,
9 de cada 10
no dejarán de fumar.
Comparte esta iniciativa en tus redes:

ÚNETE AL MOVIMIENTO

Hay que alzar la voz para hacerle saber al Congreso que estas alternativas son necesarias. No sólo para los fumadores y sus seres queridos. Un México sin humo de cigarro es posible y está en nuestras manos.

Para escribirle a tu diputado nada más sigue estos tres pasos:

   1) Escribe tu nombre
  2) Escribe tu correo electrónico
  3) Confirma que eres mayor de edad

Una vez que hagas eso y des clic, nuestro sistema enviará una carta de manera automática a tu representante en el Congreso.




Legisladores del H. Congreso de la Unión


P R E S E N T E


Estimados legisladores,


Como ciudadan@ mexican@ mayor de edad, escribo porque en este momento el Congreso analiza diversas iniciativas que definirán el futuro de cerca de 15 millones de fumadores y 1.5 millones de vapeadores en México.

Antes de tomar cualquier decisión en la materia es importante que, además de escuchar a los especialistas, atiendan también a los ciudadanos, a los fumadores de cigarros y a aquellos que encontraron en otros productos una mejor opción de consumo y no quieren regresar a fumar. Además de escuchar a las distintas voces es imprescindible que se considere la evidencia científica y la experiencia internacional. Sólo así tendremos el marco legal que nuestro país requiere.

Como lo reconocen las propias autoridades sanitarias, desde hace varios años el número de fumadores se mantiene estático. Esto demuestra que, si bien el esfuerzo por lograr que más mexicanos dejen de fumar debe continuar, es necesario darles a los fumadores opciones mejores al cigarro.

Como ya se ha visto, las políticas prohibicionistas sólo generan espacios de informalidad, de comercio ilícito, no regulado, más caro y con mayores riesgos para quienes consumen los productos que ahí se comercian. Al prohibir los productos alternativos, están dejando únicamente con dos opciones a los fumadores: volver a fumar o acudir al mercado negro. En cualquier caso, un resultado negativo y contrario al objetivo de proteger a la población.

Consumidores de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Japón y Reino Unido, entre otros, tienen a su alcance estos productos de manera regulada. Los gobiernos de estos países han decidido proteger a quienes consumen tabaco y nicotina e informan de manera veraz sobre las diferencias del daño a la salud causado por fumar y el daño causado por el consumo de los productos alternativos. En Reino Unido, el sistema de salud ha incluido a los cigarros electrónicos en sus campañas para ayudar a las personas a dejar el hábito de fumar.

Entendemos que es prioritario incluir medidas para impedir que nuestros niños y adolescentes accedan al cigarro y a los productos alternativos de consumo de tabaco y nicotina; sin embargo, también es prioritario proteger a los adultos fumadores, a los no fumadores y a quienes ya usan estos productos alternativos. Una regulación puede lograr ambos objetivos. Prohibir nunca será la salida.

Todos valoramos nuestra salud. Por eso necesitamos poder ejercer nuestro derecho a tener información veraz para poder elegir mejor.

Esperamos que nuestra voz pueda ser considerada en este debate.

¡Para dejar de fumar se necesitan alternativas!

Soy mayor de edad y acepto que los datos recopilados sean utilizados como se establece en su Aviso de privacidad así como recibir comunicación por correo referente a esta iniciativa.

¡GRACIAS!

Tu carta ha sido enviada. ¿Quieres que más personas se enteren y formen parte de este movimiento?

Comparte está iniciativa en tus redes: