Futuro sin humo

3 razones para elegir las alternativas sin humo

Las alternativas libres de humo son cada vez más populares a nivel mundial. Conoce las ventajas de usarlas.

En busca de maneras más limpias y más prácticas de consumir el tabaco, muchas personas alrededor del mundo han optado por cambiar el cigarro combustible por opciones libres de humo. Estas se han desarrollado gracias a investigaciones que han concluido que es la combustión del tabaco la que genera sustancias químicas que son la principal causa de enfermedades relacionadas con fumar.

Apoyándose en estas investigaciones, países como el Reino Unido decidieron impulsar, como parte de sus políticas públicas,  el uso de las alternativas libres de humo para los fumadores. Esta iniciativa, que inició en 2017, tuvo éxito pues se reportó que durante ese año más de 50 mil fumadores dejaron de fumar con ayuda de estas alternativas, convirtiéndose en la terapia de abandono más efectiva del mercado, por encima de otros métodos como parches, chicles, medicamentos, terapias, etc.).

Incluso, en octubre de 2021 cien especialistas en ciencia, políticas sanitarias y medicina firmaron una carta, dirigida a la OMS (Organización Mundial de la Salud) para pedir de manera enfática que tome en cuenta la evidencia científica sobre las alternativas libres de humo como una opción viable y segura de reducir los daños causados por el tabaquismo y reducir su incidencia.

Estos expertos aseguran que las alternativas libres de humo reducen el riesgo del consumo de nicotina y deberían ser regulados a través de leyes y políticas de salud pública alrededor del mundo.

Sumado a lo expresado por expertos y al caso de éxito de países como el Reino Unido, existen otras razones populares para elegir estas alternativas:

  • No dejan olor en tu ropa y pelo

Una de las maneras más evidentes de saber si alguien es fumador o no es el olor a humo que tienen sus prendas de vestir, su pelo y hasta su piel. Este olor puede ser molesto para algunas personas y, con el tiempo, se va haciendo más penetrante. Evitarlo es una de las ventajas de las alternativas libres de humo, pues al controlar la temperatura a la que es calentado el tabaco o la nicotina líquida, se evita el humo y de la misma manera se evita que el olor se quede en la ropa o la piel de quien lo consume.

  • Pueden reducir la emisión de sustancias nocivas

Cuando se enciende un cigarro se liberan más de 6 mil sustancias químicas potencialmente nocivas para la salud. Estas sustancias, según las investigaciones, pueden causar enfermedades y dolencias crónicas. Mientras que en los productos libres de humo, el tabaco o la nicotina líquida no llegan al punto de combustión, pues se calienta a temperaturas controladas.

  • No afectan la calidad del aire en espacios cerrados

Al funcionar sin fuego, las alternativas libres de humo no generan humo, solo vapor, eso evita que afecte negativamente la calidad del aire en espacios cerrados. Al no haber humo no hay humo de segunda mano.

Estas son tres de las razones por las que las alternativas sin humo pueden ser mejores para aquellas personas que han elegido seguir consumiendo tabaco o nicotina. PMI ha adelantado estudios que lo demuestran y por ello continúa en la búsqueda de avances para mejorar sus productos.

Noticias relacionadas