HABLEMOS

DE ALTERNATIVAS

NO DE PROHIBICIÓN

En México hay cerca de 15 millones de fumadores.
Sin alternativas, 9 de cada 10 no dejarán de fumar.
¡ÚNETE Y CONOCE MÁS!



Soy mayor de edad y acepto que los datos recopilados sean utilizados como se establece en su Aviso de privacidad así como recibir comunicación por correo referente a esta iniciativa.

SI NO FUMAS, NO EMPIECES

SI FUMAS, DÉJALO

SI NO LO QUIERES DEJAR, CAMBIA

FUMAR ES ADICTIVO.

FUMAR SE RELACIONA CON LAS
CAUSAS DE DIVERSAS ENFERMEDADES

En México hay cerca de 15 millones de fumadores.

Hablemos de qué alternativas pueden tener.
Hablemos de cómo hacerlo juntos.
Hablemos de un futuro sin humo.

HABLEMOS
DEL PROBLEMA
PRINCIPAL

El problema principal de fumar es la combustión. Cuando quemas tabaco se produce un humo que contiene muchos químicos dañinos, tales como monóxido de carbono y alquitrán.



Soy mayor de edad y acepto que los datos recopilados sean utilizados como se establece en su Aviso de privacidad así como recibir comunicación por correo referente a esta iniciativa.




Soy mayor de edad y acepto que los datos recopilados sean utilizados como se establece en su Aviso de privacidad así como recibir comunicación por correo referente a esta iniciativa.

HABLEMOS
DE ALTERNATIVAS

LA MEJOR ELECCIÓN PARA CUALQUIER FUMADOR Y PARA SUS SERES QUERIDOS ES DEJAR DE FUMAR. 

Pero, ¿qué ocurre con todos los que deciden no hacerlo? La innovación y la tecnología pueden ayudar a que millones de fumadores adultos cambien a opciones menos dañinas, sin combustión y sin humo, como vapeadores o productos de calentamiento de tabaco. 

Fuego icono-ceniza Humo Co
Sin Fuego

SIN FUEGO

Hay menos emisiones de químicos dañinos por la ausencia de combustión, no hay humo ni cenizas.

HABLEMOS
DE REGULACIÓN

Al día de hoy, en México los productos alternativos para fumadores no están regulados. Por lo tanto, los fumadores adultos no tienen acceso a productos de menor riesgo de daño. Hay que cambiar esto ya.

¡MUCHAS GRACIAS!

Bienvenido al movimiento de Futuro sin humo

Alcemos la voz para que el Congreso sepa que las alternativas son necesarias y qué un México sin humo es posible.